El conductor de la plataforma Uber le robó 70 mil pesos y documentos a Brenda, quien iba a Polanco y acabó asaltada en Ecatepec

Redacción

La violencia contra las mujeres en México es imparable. El sábado, en la central de autobuses de la Ciudad de México, Brenda, una joven originaria de Guanajuato, abordó una unidad de Uber sin saber lo que le esperaba.

Ella se dirigía a Polanco, pero el conductor cambió el destino del viaje hacia Ecatepec, en el Estado de México.

«Ya cuando entramos a lo obscuro me dijo ya valiste madre, avienta el teléfono, baja el vidrio. Me dijo avienta el teléfono, no hagas pendejadas y empezamos a forcejear»

Brenda de la Mora

“Me subí atrás y ya cuando arrancó el carro me dijo, señorita nada más que no le comenté que el asiento estaba mojado del viaje anterior un niño se hizo pipí; dejé mi maleta atrás y me pasé con mi bolsa y ya cuando íbamos saliendo de la central me empezó a decir es que tengo problemas para iniciar el viaje puedes reiniciar tu teléfono”, contó Brenda de la Mora en entrevista con Noticieros Televisa.

El vehículo era conducido por Erik Alberto, quien nunca detuvo la marcha aunque el navegador de Uber le indicaba otro camino. Cuando llegaron a una caseta, Brenda no reconoció la zona y envió la ubicación a un amigo que la vería en la zona de Maryzak, en Polanco.

“Me dice ¿qué haces en Ecatepec?, entonces volteé y le dije que hacemos en Ecatepec, ah no lo qué pasa es que hubo una manifestación y va a haber un evento de ciclistas y me tuve que venir por acá porque están todas las calles cerradas. Entonces me dijo mi amigo, dile que retome la ruta, él va por otro lado. Llegamos a un punto donde era obscuro. Un solo carril o sea no se veía nada, yo ya iba bien asustada, empecé a pensar me voy a aventar o sea que chingaos voy a hacer”, recordó la joven.

Entonces, en medio de una carretera desconocida y oscura, el chofer empezó a agredir a Brenda.

En ese momento fue que el chofer le pide a la joven que aviente el teléfono y cierre la ventana, apuntándole con una pistola y forcejeando con ella.

«Ya cuando entramos a lo obscuro me dijo ya valiste madre, avienta el teléfono, baja el vidrio. Me dijo avienta el teléfono, no hagas pendejadas y empezamos a forcejear», narra Brenda.

Luego de estar forcejeando, la joven logró tomar el volante y que el vehículo diera una vuelta para chocar con algo. Mientras seguía el forcejeo, la joven logró salir rodando del vehículo.

Según el testimonio de Brenda, el chofer la despojó de 70 mil pesos en efectivo y de documentación personal.

El sábado acudió al Ministerio Público a interponer su denuncia en Satélite, pero la dirigieron a Ecatepec, donde tuvo lugar el crimen, a donde acudió el lunes.

Ahí, la enviaron a la Fiscalía Especializada en Homicidios para que fuera atendida por un agente del Ministerio Público y un médico legista.

Hasta el momento Uber solo suspendió a Erick Alberto luego de que Brenda realizara la denuncia ante el Ministerio Público, pero se niega a dar más información debido a la política de protección de datos de sus choferes.