Las tormentas generadas recientemente en Culiacán no son detectadas por los radares debido a su rápida formación

Elier Lizárraga

Culiacán, Sin.- Las lluvias atípicas que se han estado formando en Culiacán en las últimas semanas se debe a tormentas super rápidas que se forman en tan solo dos horas.

El investigador Juan Espinosa Luna explicó que este fenómeno se debe a un canal de baja presión que se formó entre los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa, pero se trata de condiciones atípicas, pues lo normal es que ese tipo de fenómenos tengan efecto un día o dos y el que se tiene actualmente lleva ya 14 días.

Este tipo de baja presión súper rápida no solo ha dejado daños y pérdidas humanas en Culiacán, sino que, por su naturaleza, provoca que las tormentas que se forman pasen desapercibidas para los radares, precisó el investigador.

“Los canales de baja presión han favorecido estas tormentas de rápida formación. Tenemos casi 15 días de baja presión en la frontera de lo que es Chihuahua y Durango. Cuando no tengamos estos canales es probable que se minimice la probabilidad de tormentas fuertes. Pero todavía la tenemos y hay que tomar medidas”, explicó.

Asimismo explicó que estas lluvias pasan desapercibidas por los radares doppler debido a su rápida formación.

Catástrofe

Las lluvias en Culiacán en días anteriores han sido especialmente catastróficas. Tan solo ayer, una joven cayó en una alcantarilla abierta y fue arrastrada por los túneles pluviales de Culiacán.

Sin embargo, en días anteriores ha arrastrado vehículos y varios conductores han visto su vida en peligro debido a que la lluvia los sorprende a mitad de su camino y terminan con sus automóviles arrastrados por el agua. Algunas veces incluso tienen que abandonarlos para salvar la vida.