Los cuerpos de las tres mujeres presentaban señales de tortura y heridas de arma blanca

Redacción

Tres jóvenes supuestamente vinculadas al Cártel de Sinaloa fueron asesinadas en el municipio de Madera, Chihuahua, por miembros del Nuevo Cártel de Juárez.

En el sitio donde los cuerpos de las tres mujeres fueron abandonados los responsables dejaron un mensaje en donde se les acusaba de operar en favor de Francisco Arviuz, conocido como el Jaguar, cabecilla del grupo conocido como Gente Nueva, parte del Cártel de Sinaloa.

Las primeras investigaciones dieron a conocer que las víctimas tenían signos de tortura y heridas producidas por arma blanca, las cuales mostraban que las mujeres fueron degolladas, por lo que se cree que esa fue la causa de su muerte.

Elementos de la Fiscalía llegaron al sitio luego de que se les notificara a través de una llamada anónima de los hechos ocurridos en el municipio de Madera. Al sitio se trasladaron investigadores del Ministerio Público y agentes de periciales para la recolección de evidencias.

En el mensaje encontrado a unos pasos de donde estaban los cuerpos, se podía leer sobre la lucha por el territorio que se registra entre los dos grupos rivales, así como de una posible venganza por la que posiblemente asesinaran a las mujeres.

Las autoridades ordenaron que los cuerpos de las víctimas fueran trasladados a las instalaciones del Semefo, pero no brindaron información sobre su identidad. Los cuerpos quedaron a la espera de ser reclamados por sus familiares mientras se les practicaba la necropsia de ley.