La única prueba que Merary presentó para validar su renuncia fue una carta escrita a mano, en ese momento, dirigida a Yeidkol Polevsky

Elier Lizárraga

Culiacán, Sin.- Merary Villegas Sánchez, pretendió burlarse de las instituciones de Morena de forma tan burda que la Comisión de Nacional de Honor y Justicia de ese partido podría no solo impedirle que sea consejera en Sinaloa sino que quede incapacitada para buscar la presidencia estatal de Morena.

El pasado 12 de octubre, la diputada federal morenista por el distrito 07 de Sinaloa se presentó a la asamblea de su partido buscando un nombramiento como consejera, pero fue abucheada por los asistentes, quienes llamaron “nepotistas” a la familia Villegas Sánchez.

El rechazo de la militancia fue contundente: no quieren a Merary Villegas como consejera ya que no ha solicitado licencia para dejar su cargo como legisladora. Aunado a esto, se daría oportunidad a la militancia de Morena para ocupar los cargos de consejeros.

El día de la asamblea, Villegas Sánchez presentó una carta redactada a mano dirigida a Yeidkol Polevsky, presidente de Morena a nivel nacional, en la que a partir de ese día dejará su cargo como diputada para competir y ser consejera.

Esta carta evidentemente es irregular y no tiene ninguna validez, ya que la licencia para dejar el cargo se solicita ante el pleno del Congreso de la Unión, no ante el presidente del partido. La carta está fechada el 12 de octubre porque fue redactada en el recinto donde se realizó la asamblea, entregándola como un justificante para poder participar.

Sin embargo, el rechazo de la militancia fue absoluto.

Más antecedentes

A Merary Villegas se le reclama también ser la diputada con más faltas en el Congreso de la Unión, la que a menos sesiones asiste. Bajo este argumento, militantes cuestionaron su postulación para consejera ya que, si ese trabajo realiza en el Congreso, no se puede esperar mucho de ella como consejera.

Asimismo ha sido ventilada la red de nepotismo con la que Merary Villegas, su madre, Victoria Sánchez, y otros familiares han ido ocupando cargos públicos valiéndose de su influencia dentro del partido.

Ante la Comisión de Honor y Justicia

Por estas acciones, la legisladora fue denunciada ante la Comisión Nacional de Honor y Justicia, quien determinará si su postulación es válida o irregular, pero hay quienes aseguran que la obligarán a renunciar a su cargo como diputada si quiere ser consejera.

El órgano interno de justicia de Morena determinará la próxima semana si las acciones de Merary están justificadas y si su solicitud de licencia es legal.