El personal médico hace lo posible por atender al paciente a quien le está cayendo el agua de la lluva; no mueven la camilla porque no pueden descoenctarlo

Elier Lizárraga

Culiacán, Sin.- Hay imágenes que son verdaderamente indignantes y  la que aquí se presenta no necesita descripción porque habla por sí misma: El personal médico del Hospital General de Culiacán hace hasta lo imposible por atender a un paciente a quien le cae el agua de la lluvia luego de que el techo se viniera abajo.

Ya habíamos visto un video en el que el agua colapsaba el techo del hospital el pasado jueves, cuando se registró una de las luvias más fuertes de este año, pero lo que pasó esta tarde no tiene nombre: el techo se abrió justo donde está ubicada la camilla de un paciente.

El perosnal médico, ante la impotencia, ponen unn paraguas encima de él para que no se moje y no sufra daños.

La camilla no se mueve porque hay dispositiivos médicos conectados a la corriente y, por lo que se ve en las imágenes, pareciera que el paciente es intervenido por los médicos cuando el techo se abre y el agua empieza a caer a borbotones.

En días pasados, personal médico se quejó por la falta de inversión en el Hospital General de Culiacán debido a que se está construyendo el nuevo, pero mientras tanto, este tipo de cosas suceden.

Es sabido desde 21015 que el hospital está en malas condiciones: fue entonces que se propuso la construcción de uno nuevo a través del esquema de Asociación Público-Privada impulsada por el exgobernador Mario López Valdez, pero debido a una serie de irregularidades el proyecto no se realizó.

No fue sino hasta el segundo año del gobierno de Quirino Ordaz Coppel que selogró concretar la construcción del nuevo hospital. Sin embargo, mientras el edificio es construído el actual se cae a pedazos durante las lluvias.