A partir de este viernes, el certificado de vacunación de Covid-19 va a ser obligatorio en Culiacán, informó el alcalde Jesús Estrada Ferreiro.

Esta medida, señaló, aplicará únicamente en bares y centros nocturnos, pero a partir del lunes será obligatoria en todos los negocios de la ciudad, por lo que quienes quieran ingresar a algún lugar público o privado tendrán que mostrar su certificado de vacunación.

“Los establecimientos podrán exigir a sus clientes de manera obligada el certificado de vacunación. Este viernes se empezará exigir el certificado de vacunación en los espacios públicos de giro nocturno. A partir del lunes 16 de agosto, se estará solicitando a los comensales de los restaurantes este documento”, informó Estrada Ferreiro a través de su cuenta oficial de Facebook.

En la publicación, el presidente municipal explica también que todo el personal que trabaje en los diversos negocios y establecimientos de la capital sinaloense también deberán contar con el certificado para dar tranquilidad a los clientes.

Puedes seguir leyendo: Se contagian 401 personas de Covid-19 en Sinaloa el día de hoy

“Con la intención de brindar mayor seguridad en el tema de salud a la ciudadanía, el ayuntamiento de Culiacán estará trabajando para expedir una certificación de confianza para los diversos establecimientos, en el que se hará constancia que todo el personal de estos, se encuentran debidamente vacunados”, manifestó.

certificado-de-vacunacion-covid-sinaloa4

Se quejan por el certificado de vacunación

En Mazatlán, el certificado de vacunación ha sido motivo de queja para los habitantes del puerto, pero a pesar de ello la medida se impuso desde el 2 de agosto y los negocios han tenido que pedir el documento.

Sin embargo, la Comisión de Derechos Humanos y otras organizaciones civiles se han mostrado en contra de la medida por considerarla violatoria de las garantías individuales y un abuso de autoridad por parte del ayuntamiento de Mazatlán.

En las últimas semanas incluso ha bajado el turismo debido a que los viajeros o bien se niegan a sacar el certificado de vacunación o todavía no cuentan con él.