Se trata de un agente de la ya extinta Policía Interestatal, quien fue “levantado” en 2006 junto con su comandante

Un policía de Culiacán se perdió hace 15 años y sus restos podrían estar dentro de una fosa clandestina

Redacción

El cuerpo de un policía de Culiacán que desapareció hace 15 años podría haber sido encontrado recientemente.

Se trata de Roque Salazar Esparza, quien fue levantado junto con su comandante en el año de 2006. Se desempeñaba como agente de la ya extinta Policía Interestatal.

Según la información, su familia ha vivido a la espera de recibir información sobre su paradero desde entonces y finalmente parece que ese día ha llegado.

Hay rumores de que un hombre con su descripción fue visto en la ciudad de Mexicali, Baja California viviendo en condición de indigente.

El hombre no cuenta ya con los recursos o el sentido común para regresar a su hogar.

 

Según los reportes, Roque Salazar iba por carretera de camino a su casa proveniente de una fiesta a la que había asistido.

Se dice que él y su comandante viajaban en dos automóviles: primero el comandante y detrás iba Salazar Esparza.

El viaje parecía normal hasta que un grupo armado interceptó a los hombres, quienes forcejearon con el comandante para tratar de privarlo de la libertad.

Roque descendió de su vehículo para auxiliar a su superior, pero los sicarios terminaron llevándoe a los dos hombres y desde entonces no se volvió a saber de ellos.

La familia mantenía la esperanza de que Roque estuviera en algún lugar debido a que su cuerpo nunca fue encontrado.

Nuevos datos han dado la razón a la familia, pues un hombre con las características de Roque fue visto en Mexicali, Baja California, viviendo en condiciones de indigente.

La familia ha pedido ayuda para localizar a ese hombre y, de tratarse de Roque, ayudarle a regresar con ellos, que no han dejado de buscarlo nunca.

Se trata de un hombre de 53 años de edad, tez morena y quien mediría aproximadamente 1.70 metros de estatura tiene ojos cafés, pelo negro y como seña particular se dijo que tenía un tatuaje de una paloma en uno de sus brazos.