La extradición de Raúl Flores Hernández “El Tío” podría ser determinante para que la DEA finalmente capture al “Capo de Capos”

La DEA podría pronto cerrar el cerco en torno a Caro Quintero y capturarlo

Redacción

La DEA finalmente podría estar en posibilidades de cerrar el cerco en torno a Rafael Caro Quintero y capturarlo, como desde hace tiempo quiere el gobierno de Estados Unidos.

La clave de esto radica en un hombre que recientemente fue extraditado a la unión americana: se trata de Raúl Flores Hernández El Tío, quien era operador del Cártel de Sinaloa y tiene una relación añeja con Caro Quintero.

El Tío se desempeñaba principalmente como traficante, pero también sirvió como agente para lavar dinero en favor del Cártel de Sinaloa y tiempo después al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Desde 1983 enfrenta cargos por tráfico de drogas en México y Estados Unidos. Estuvo en prisión de 2013 a 2015 por lavar dinero para el CJNG y su contraparte sinaloense. 

En 2017 fue capturado nuevamente y estuvo preso en el Reclusorio Sur, en donde usó todos sus recursos para evitar ser extraditado a Estados Unidos.

Raúl Flores había sido investigado por más de 11 años por la Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía) por su relaci´n con los cárteles de la droga que operan en el país.

A través de nared de empresas, El Tío logró poner toneladas de droga en Estados Unidos al cuzarlas por la frontera mexicana y llegó a ser socio de Joaquín El Chapo Guzmán y los Bletrán Leyva.

Las autoridades estadounidenses señalan a Flores Hernández de dirigir una organización dedicada al tráfico de drogas en Guadalajara y responsable de introducir toneladas de cocaína provenientes de Sudamérica a México para luego ingresarlas en Estados Unidos.

En total, el Departamento del Tesoro, a través de su Oficina de Control de Activos Extranjeros, logró vincular a El Tío con mas de 21 presuntos criminales y 42 empresas afiliadas a su célula delictiva.

 

Mientras estuvo libre, Raúl Flores hizo negocios con todos los cárteles de la droga de México, incluído Rafael Caro Quintero, quien actualmente combate contra el Cártel de Sinaloa por quedarse con el territorio de Caboca como su plaza.

La DEA ha buscado a Caro Quintero durante años y la extradición de El Tío a Estados Unidos podría ser la oportunidad que finalmente estaban esperando para capturar al Capo de Capos.