A pesar de las supuestas amenazas que circularon, en Culiacán la gente no se dejó intimidar y los balazos sonaron durante toda la víspera de Año Nuevo y varias horas más tarde

¿A quién intimidan Chapitos o "el Nini"? Las armas tronaron en Año Nuevo en Culiacán, a pesar de amenazas

Redacción

Culiacán, Sin.- No hubo amenaza que valiera. Ningún supuesto audio con órdenes de no disparar al aire en Año Nuevo detuvo a la población de sacar sus armas y disparar como si de una competencia se tratara.

Mi rifle truena más que el tuyo. Mi cuerno tiene la ráfaga más chingona. El mío se escucha hasta La Primavera. No, no hubo nadie que impidiera la serenata de balas que se registró durante la víspera de Año Nuevo y todavía varias horas despuñes.

No hubo autoridad ni narcos o sicarios que impidieran que el complejo de superioridad más típico del culichi saliera a relucir. Aqui no hay ley que valga, todos tienen un arma y la presumen cada 31 de diciembre.

“Díganles a sus camaradas, a sus compadres, todos los amigos que tengan, que se ponga alegre, que le gusta tirar balazos, que echen rollo, le van a llegar… dos tres días, a ver qué rollo, los voy a tener guardados si siguen con sus rollitos”, advertía supuestamente el Nini en un un mensaje de audio circulado por WhatsApp.

El Nini es el encargado de la seguridad de Los Chapitos en Culiacán y supuestamente quien controla el crimen de Culiacán, pero al parecer sus amenazas fueron ignoradas.

¿Tabalazos? Sí, ahorita. ¿Escarmiento? Aquí lo esperamos. ¿Que no disparemos? Ajá, mira, ya tengo el cuerno afeura, ¿quieres oir?

El titular de la  Secretaría de Seguridad en Sinaloa, Cristóbal Castañeda Camarillo, había advertido que disparar al aire es un delito federal y se iba a perseguir a quienes incurrieran en estos actos. Sin embargo, tampoco esas advertencias bastaron para detener la tracatera.

¿Cuántos años pasarán hasta que esta costumbre se detenga? ¿Tiene que morir alguien a causa de una bala perdida o castigado por un sicario para la ciudadanía recapacite? Ojalá no tenga que ser el caso.