El juego está avalado por la hija del exlíder del Cártel de Sinaloa; en él debes salvar a La Tuna, pueblo natal de “El Chapo”, de un policía robot

Ya puedes encarnar a "El Chapo" Guzmán en este nuevo videojuego

Redacción

No se necesita ser adorador de la narcocultura para preguntarse alguna vez, solo por curiosidad, qué se siente ser Joaquín el Chapo Guzmán. Y bueno, esta experiencia no es vivirlo en carne propia, pero es algo cercano: ya puedes jugar al videojuego en el que eres el Chapo.

Este videojuego fue desarrollado por un equipo de seis hombres y dos mujeres de entre 23 y 25 años en la Ciudad de México y está avalado por la hija del exlíder del Cártel de Sinaloa, Alejandrina Giselle.

En el juego, eres el Chapo y deberás salvar La Tuna, pueblo natal del capo en la vida real, de un robot policía que mantiene el control de la zona. Para ello deberás valerte de avionetas, pasadisos secretos y túneles, los que a su vez te servirán para ir recuperando los millones perdidos a manos de las autoridades.

El desarrollo de este videojuego, según declaraciones de los jóvenes, nació con la idea de recaudar recursos para continuar con sus estudios, pues el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) les retiró las becas ante los recortes del presupuesto nacional.

El precio del juego actualmente cuesta 44 pesos y se puede terminar entre 30 y 45 minutos una vez que has dominado todas las mecánicas.

El videojuego fue creado en tres meses, aprovechando el crecimiento del mercado de los videojuegos en un 250 por ciento debido a la pandemia, del mismo modo que para aprovechar el aislamiento.

Los desarrolladores indicaron que en el futuro se incluirá a una mujer que ha sido fundamental en la vida de Guzmán Loera.

¿Apología?

En México existe un debate latente sobre la violencia en los videojuegos, al grado de que se ha señalado que generan violencia debido a que se han suscitado casos en los que jóvenes matan a estudiantes y se suicidan en el interior de escuelas  y se vincula a los videojuegos con este tipo de violencia porque los responsables solían jugar alguno.

Hace unos años incluso el videojuego GTA se vio envuelto en polémica por sus contenidos violentos y realistas, por lo que existe la idea generalizada de que los videojuegos causan violencia.

En México, el videojuego de el Chapo, o bien pasa desapercibido o causará revuelo entre quienes lo acusen de hacer apología del delito.