El asesino discutió con las mujeres y luego les disparó con una pistola; cuando llegó su suegro también le disparó, pero este quedó herido y se marchó del lugar llevándose a su hija menor de edad

Mató a su esposa, a su suegra y dejó herido a su suegro: pasará en prisión el resto de sus días

Redacción

Francisco David “N” fue sentenciado a pasar 221 años en prisión luego de que asesinara a su esposa embarazada, su suegra y dejara herido a su suegro durante una discusión.

El fallo fue emitido por un juez de Almoloya de Juárez, en el Estado de México por el crimen ocurrido en 2016, cuando se le imputó una primera sentencia de 40 años de prisión.

El altercado ocurrió en un domicilio ubicado en el municipio de Metepec, del mencionado estado, donde vivía su suegra, según informó la Fiscalía General del Estado.

El 28 de septiembre de 2016, las dos mujeres se encontraban en el domicilio de la madre, en la colonia San Salvador Tizatlalli, al que llegó Fracisco David y empezó a discutir con las mujeres.

Los ánimos subieron de tono y el ahora sentenciado sacó un arma de fuego y les disparó tanto a su esposa como a su suegra.

Poco después llegó su suegro, a quien tambiénle disparó, aunque no lo asesinó. Luego de esto, tomó a su hija menor de edad y se marchí del sitio.

Derivado de estos hechos de sangre, la Fiscalía General del Estado de México inició una investigación por los delitos de feminicidio, homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.

La investigación culminó con la detención de Francisco David, quien fue puesto a disposición del Ministerio Público, quien recabó todos los elementos necesarios en su contra.

Luego de revisar todos los elementos de prueba aportados por la Fiscalía Especializada en Feminicidios, el juez le dictó una sentencia de 105 años de prisión por el feminicidio agraviado contra su esposa y una multa de 547 mil 840 pesos y un millón 018 mil 071 pesos como reparación del daño.

Asimismo el juez dictó una sentencia de 75 años por el homicidio de su suegra y otra de 46 años por el intento de homicidio contra su suegro, lo que suma un total de 221 años en prisión.