Para cumplir con la consulta en el plazo legal establecido, se requerirían 86 mil firmas al día, prácticamente una firma por segundo

LA CONSULTA PARA JUZGAR A EXPRESIDENTES ES INCUMPLIBLE, ES MUCHO MÁS SENCILLO DENUNCIARLOS ANTE EL MINISTERIO PÚBLICO

Redacción

La consulta que realizará el gobierno de México para decidir si se enjuicia a expresidentes es incumplible, lo más viable en este caso sería que una persona emita la denuncia ante el Ministerio Público, consideró Diego Valadés Ríos.

El famoso jurista, exministro de la Suprema Corte, exprocurador y miembro del Colegio de Sinaloa, aseguró que, para cumplir con los tiempos legales de la consulta, se necesitaría recabar 86 mil 400 firmas por día, lo que equivale a una firma por segundo durante 23 días.

“Se trata de una consulta que carece de fundamento jurídico y podría, si se quisiera investigar, hacer uso de otros medios que la Constitución y la ley permiten. El plazo concluye el 15 de septiembre, pensar que en 15 días sea posible recoger dos millones de firmas es evidentemente una hipótesis incumplible”, manifestó.

En entrevista con el periódico Reforma, Valadés recordó que, una vez que se tuvieran las firmas, se tedría que pedir la homologación de las mismas ante el Instituto Nacional Electoral, el cual tendría un plazo de 30 días para verificar que los trámites estuvieran correctos y no hubiera duplicidad de firmas.

Del mismo modo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación tendría un mes más para determinar la constitucionalidad d esta propuesta.

“Todos los que promueven la consulta lo saben: se trata de una propuesta que no tene viabilidad ni jurídica ni temporal, a menos que tengan un proyecto político”, aseguró.

Asimismo, destalló que el recurso más sencillo para enjuiciar a los expresidentes es simplemente que una persona, cualquiera, lo solicite ante el ministerio público.

“El Código Nacional de Procedimientos Penales permite que una sola persona realice la denuncia ante el ministerio público, el cual tiene que investigar así lo pida una persona o lo pidan dos millones. Resulta que ha sido más fácil instalar mesas para recabar firmas que llevar un papel al Ministerio Público”, apuntó.

Diego Valadés mencionó que otros métodos para enjuiciar a los expresidentes es simplemente que los diputados o el propio presidente lo soliciten, sin necesidad de realizar una consulta.

“Con una sola persona que se acerque a la Fiscalía General de la República puede desatar el procedimiento de investigación”, aseguró.