"El héroe del cubrebocas": la historia del joven que se negó a atender a una mujer sin cubrebocas y se convirtió en héroe

Un barista de Starbucks se negó a atender a una mujer que no usaba cubrebocas; la mujer publicó la foto del joven en sus redes sociales y terminó convirtiéndolo en un héroe

Redacción

Era un día normal en un café de Starbucks en de San Diego, California, cuando Lynn Gilles llegó a pedir su café, como cada mañana. Pero ese día fue diferente, pues no llevaba su cubrebocas y el barista se negó a atenderla. Ella protestó, pues dijo sentirse discriminada y exigió que se le atendiera como a cualquier cliente. Ese día no hubo café.

Pero no, la humillación no podía quedarse así. La mujer, notablemente frustrada por lo que había sucedido, le tomó una fotografía al joven que la atendía para exponer su atrevimiento en redes sociales y vengarse de él por no servirle el café. Cómo se atreve.

De inmediato, subió la fotografía a Facebook para exponer el crimen por discriminación y hacer que se volviera viral. Y sí, la fotografía del barista se volvió viral y en poco tiempo le dio la vuelta al mundo, pero el resultado fue el contrario: el joven barista se había convertido en un héroe por negarle la atención.

La popularidad del joven barista fue tanta que una persona llamada Matt Cowman inició una recaudación de fondos para hacer un regalo al joven, quien impuso las reglas y medidas de salubridad ante la desinformación de las personas. Aquí ocurrió la segunda sorpresa: la recaudación en el sitio GoFundMe, la cual pretendía recaudar pequeñas donaciones a modo de propina, llegó hasta los 100 mil dólares.

Aquí es donde ocurre el tercer giro de tuerca: Lynn Gilles, al ver el éxito que tuvo su fotografía y el eco que había alcanzado alrededor del mundo, exigió que se le pagara la mitad del dinero, ya que había sido ella quien había revelado al joven barista de Starbucks al mundo y por lo tanto merecía la mitad de los beneficios.

“Fue discriminación y todos están de acuerdo con eso y permiten y recompensan este tipo de comportamiento”, alegó Lynn ante los medios de comunicación una vez que el caso se hizo público.

Sin embargo, fue duramente criticada debido a que en su afán de convertirse en víctima, terminó convirtiendo en héroe al joven que la había discriminado y, no conforme con ello, pretendía quitarle la mitad del dinero recaudado.