La exfuncionaria pidió que se tomara en cuenta su voluntad para comparecer, pero el juez consideró que existe un riesgo latente de que se dé a la fuga

Redacción

Un juez de control dictaminó prisión preventiva a Rosario Robles Berlanga luego de que fuera vinculada a proceso por los delitos de ejercicio indebido del servicio público, cometidos supuestamente durante su gestión al frente de la Secretaría de Desarrollo Social y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Por esto, la exfuncionaria federal deberá pasar los próximos dos meses, tiempo que durará proceso, en el penal de Santa Martha Acatitla.

El juez de control del reclusorio sur, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, decidió tomar esta medida y desestimar que Robles Berlanga haya aclamado seguir su proceso en libertad.

En medio del llanto, Rosario Robles pidió al magistrado tomar en cuenta su disposición para comparecer en la audiencia de vinculación de proceso celebrada el pasado 8 de agosto.

Sin embargo, el juez decidió seguir los argumentos presentados por el Ministerio Público, en los cuales se explicaba que existe un riesgo latente de que la extitular de Sedesol pueda darse a la fuga, pues podría alcanzar penas de hasta 23 años de prisión y la reparación del daño por 5 mil millones de pesos.

«Eso no solo compromete su patrimonio personal, sino el de su tercera, cuarta, y hasta quinta generación. No hay posibilidad de que los pueda pagar», manifestó.

 

Con información de El Financiero