El ayuntamiento había convocado a una conferencia de prensa, pero cuando la prensa llegó se encontraron la oficina del alcalde convertida en taquería

Redacción

El alcalde de Mazatlán, Guillermo Benítez, intentó comprar… con tacos… a los periodistas que antes había acusado de “ratas”.

El ayuntamiento del puerto convocó a los medios de comunicación a una conferencia de prensa el sábado por la mañana, pero no se explicaban los temas, solo que sería en las oficinas del alcalde.

Al llegar, los periodistas vieron la oficina convertida en taquería: se ofrecían taquitos de machaca, chicharrón, frijoles y no podía faltar el agua de Jamaica.

Esto, luego de que, durante un evento público, el alcalde llamó “ratas” a periodistas de El Debate, Noroeste y TV Pacífico.

Ante la sorpresa, los periodistas guardaron sus grabadoras y el alcalde insistió en que, debido a que antes no había tenido la oportunidad, en esta ocasión quería convivir con los periodistas y platicar con ellos.

“Me organizaron este evento que me permite regresar a mi origen en poder convivir como amigo de todos y no solo en conferencia de prensa”, señaló el alcalde mazatleco.

Y tantas ganas tenía el alcalde de congraciarse con los medios que incluso hizo hasta de mesero en el evento.