El presidente Andres Manuel López Obrador explicó que la responsabilidad del operativo fallido para capturar a Ovidio Guzmán es exclusivamente del gobierno federal

Redacción

En su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aclaró que el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, no tiene ninguna responsabilidad por el fallido operativo del pasado jueves en la ciudad de Culiacán, con el que se pretendía la captura de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante preso en Estados Unidos, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Cuestionado por los periodistas, el presidente de México precisó que este operativo lo ejecutó solamente la Federación, mediante la Policía Ministerial Militar y la Guardia Nacional, para cumplimentar una orden de aprehensión contra el hijo del “Chapo”, con fines de extradición hacia Estados Unidos, que lo reclama para juzgarlo por el contrabando de droga a ese país.

“En el caso del gobernador no tiene responsabilidad, esto fue una decisión y un operativo de la Federación, el gobierno federal, de manera particular la Secretaría de la Defensa. No tiene –el gobernador Quirino Ordaz Coppel- ninguna responsabilidad”, contestó el mandatario de la Nación.

Explicó que el gobernador sinaloense no estaba enterado del operativo, el cual se salió de control y desató una ola de violencia en la capital de Sinaloa, produciendo varios muertos, el bloqueo de las salidas de la ciudad por parte de comandos armados, que utilizaron para ello camiones de carga y diversos vehículos a los que les prendieron fuego.

En medio de este caos se produjo una fuga del penal de Culiacán, donde 55 internos se amotinaron, desarmaron a los custodios y con lujo de violencia escaparon, sin embargo, en el intercambio de balazos, uno de los reos quedó muerto antes de salir del penal.

De los 55 reos, seis fueron reaprehendidos en las siguientes horas de la evasión, ocurrida alrededor de las cinco de la tarde, y como consecuencia de esta acción se despidió al director del penal.

“Para poner las cosas en su lugar, los reos escaparon porque hay delincuentes en la cárcel de este grupo y tomaron a los custodios de la cárcel; no hubo resistencia. Por eso se tomó la decisión de despedir al jefe de custodios o someterlo a investigación”, dijo López Obrador.

Cuestionado sobre los mismos reos al interior del penal podrían haber sabido del fallido operativo, el presidente de México consideró que sí pudo haber sucedido eso, pues por mucho sigilo que hay en todas estas acciones, siempre hay filtraciones.

“También a eso se debe de que no fueron con tantos elementos pensando que de esa manera no se iba a saber o no se iba a llamar la atención, todo esto que pasa. A eso se debió, sometieron a los custodios del penal”, explicó.

Con información de El Heraldo de México