TEPUCHE: EL NUEVO ESCENARIO DE LA GUERRA DEL NARCO

Lo que antes era un pueblo tranquilo del que los vacacionistas disfrutaban en verano está convertido en un auténtico polvorín en medio de la lucha interna del Cártel de Sinaloa

Redacción

Culiacán, Sin.- Tepuche se encuentra al norte de Culiacán. Tiene más de tres mil habitantes y es un punto enclavado entre la sierra de Durango, Badiraguato, poblados como Agua Caliente de Los Monzón, entre otras cercanas igualmente en la sierra de Culiacán.

Es una comunidad con sus tiendas, iglesias y su parte proporcional de sierra enmontada y agreste. Su significado en lengua cahíta es Lugar de Pulgas. El río Humaya es la corriente de agua que abastece la zona, al igual que todas las comunidades al norte de Culiacán.

A pesar de no ser parte del casco urbano, en los periodos vacacionales del verano tiende a llenarse de personas que van de paseo por las aguas termales sulfuradas y, especialmente en Semana Santa, los arroyos que cruzan por la zona y el propio río Humaya se volvían el escenario favorito para descansar o pasar el rato.

Lo único que había roto este escenario en apariencia tranquilo había sido la crisis del COVID-19, que impidió que los visitantes acudieran a la zona o los propios pobladores llevaran su vida cotidiana.

Eso era antes. Ahora es el escenario de la guerra interna entre las fracciones del Cártel de Sinaloa que se disputan el control de ese territorio. Es imposible que alguien ingrese sin ser visto: hay punteros en todas partes.

Los pobladores, presas del miedo, han huido hacia la ciudad o a lugares donde nadie se disputa la zona y, los más osados (o “necios”, según a quién se le pregunte), están acuartelados a cal y canto dentro de sus casas.

Si bien la ocupación de sicarios de distintas fracciones del Cártel no es nueva en la zona, el miedo al plomo, más que al propio COVID-19, ha obligado a muchas personas a dejar sus hogares.

Si bien el conflicto en la zona se vive desde noviembre de 2019, este ha escalado a proporciones tan graves que ya no es seguro vivir o transitar por sus calles.

Como en Villa Juárez

En Tepuche, miembros del Cártel de Sinaloa bajo las ordenes de Ismael el Mayo Zambada se disputan el territorio contra otro grupo que sigue las órdenes de los hijos de Joaquín el Chapo Guzmán, “Los Chapitos”.

No es la primera vez que los hijos de quien fuera el máximo líder de esta organización criminal entra en guerra contra algún otro grupo. En e2017 tuvo lugar la guerra de Los Chimales contra Los Montana en Villa Juárez.

En aquella ocasión, Los Chimales, bajo las órdenes de “Los Chapitos”, disputaban el control de la zona a Los Motana, quienes estaban al mando de Dámaso López el Licenciado, otro de los líderes históricos del Cártel de Sinaloa.

Desde la caída de Joaquín Guzmán Loera, la lucha por el poder se ha vuelto encarnizada. Dispuestos a no ceder el poder a nadie, los herederos de el Chapo han hecho frente a quien se atreva a poner en duda su dominio.

Represalias

“Los Chapitos” entraron en conflicto con el Mayo Zambada desde que el Chapo fue enjuiciado en Nueva York por el gobierno de Estados Unidos y uno de los hermanos de el Mayo testificó contra el fundador del Cártel de Sinaloa para reducir su condena.

Desde entonces, una serie de hechos han puesto en conflicto a “Los Chapitos” con el Mayo: el jueves negro. El conflicto los llevó a Tepuche, que se convirtió en el nuevo escenario donde se mueven las piezas del narco.

Ahora es El Ruso quien hace frente a “Los Chapitos”. Nadie está dispuesto a ceder el control. Y mientras esta lucha tiene lugar, los únicos que de verdad pierden son los pobladores de Tepuche, presas del terror y el miedo.