10 pequeñas cosas que extrañamos mucho por la pandemia

Cosas tan sencillas como abrir la puerta han cambiado para siempre a causa de la pandemia

Redacción

Culiacán, Sin.- A más tres meses de iniciar con la cuarentena, hay ciertas cosas que la pandemia nos impide hacer y es muy probable que pase mucho tiempo para que podamos volver a ese pasado donde éramos felices y no lo sabíamos.

La nueva normalidad de la que todos hablan, no es más que una nueva realidad que se está apoderando de nuestros modales, de lo que llega a las mesas de los hogares y la forma en que nos relacionamos en espacios públicos.

Por ello, Culichi News te presenta las 10 pequeñas cosas que ya no podemos hacer por el coronavirus y que seguramente extrañamos mucho. 

1.- Abrazar, saludar de mano o besar en la mejilla.
De chiquito seguramente tus papás te decían que saludaras cuando llegabas a la casa de algún familiar u amigo de ellos, y lo hacías por educación sin sentir ninguna culpa. Ahora la sana distancia es lo que prevalece para proteger nuestra salud, en especial de adultos mayores.

2.- Salidas con la familia y amigos.
Con el confinamiento, se volvieron populares las videollamadas entre las familias y los amigos para mantenerse en contacto. Los bares, restaurantes y cafés tardarán mucho en verse como solían estar a principios de año, por las medidas sanitarias que se han establecido para prevenir más contagios.

3.- Tortillas recién hechas.
Con eso de que nos dijeron que saliéramos los menos posible, hay quien compra de varios kilos en la tortillería para no tener que regresar en una semana o dos. Seguramente conoces a alguien que hasta aprendió a hacer tortillas sólo para evitar salir. Pero jamás será igual una de esas glorias redondas de maíz recién hecha, a una que lleva varios días en el refrigerador.

4.- Abrir cosas con la boca.
Desde cervezas, envoltorios de celofán o plástico rígido, todo eso se acabó. Es en este momento cuando somos más cuidadosos de nuestro entorno, desinfectando hasta las bolsas de pasta que compras en el supermercado, cuando antes las abrías con la boca.

5.- Probarnos ropa o zapatos en las tiendas.
Para una persona promedio esto puede ser de lo más tedioso, pero hay quienes disfrutan de recorrer las tiendas, tocar las telas, oler los zapatos y claro, probarse todo lo que se pueda. Con las actuales medidas sanitarias, comprar nuevas cosas para el closet será todo un desafío por las medidas que los comercios tienen que implementar en los probadores.

6.- Chuparnos los dedos.
La frase de está para chuparse los dedos, adquiere un nuevo significado cuando ya no lo puedes hacer. Mejor lavarse las manos, antes de llevar bacterias a tu boca.

7.- Compartir comida.
Ni nieves, ni pasteles, ni pays con dos tenedores. La pandemia nos ha vuelto muy solitarios hasta en compartir los alimentos, porque el principal medio de contagio del virus es la saliva.

8.- Cuidarle la bebida a alguien. 

En los eventos sociales, sobre todo los que son informales, solemos cuidar de las bebidas de nuestros amigos o parejas cuando van al baño, ahora esa pequeñez puede desencadenar un efecto masivo de contagio.

9.- Soplar las velas o la mordida en los pasteles de cumpleaños.
En tiempos de COVID, mejor descubrir un nuevo método para apagar las velas que no sea soplando sobre el pastel o la tradicional mordida. Esperemos aún así se cumpla tu deseo de cumpleaños.

10.- Entrar con los zapatos puestos a tu casa.
Si bien hay quienes tienen charolas sanitizantes afuera de sus casas o comercios, ahora lo normal es quitarse los zapatos antes de entrar a nuestro hogar para no contaminar con gérmenes del exterior el piso.